¿Qué es la Polaridad y Cómo Afecta la Atracción con tu Hombre?

No es tu apariencia física, tu éxito profesional, tu nivel de ganancias o tu colección de vestidos y ropa de marca que va a hacer que un hombre se quede a tu lado (aunque todo esto pueda aportar) sino es la energía de una mujer que crear la atracción y lo que llamamos la polaridad sexual.

Mis clientas y alumnas son muchas veces mujeres exitosas y hermosas físicamente, no obstante mujeres que se vuelven demasiado dependientes, necesidades, cazadoras que las hace poco atractivas en los ojos de un hombre ya que estas formas de actuar no crean la polaridad necesaria para que se crear esa atracción erótica y sexual en la pareja.

Dos energías —> Polaridad

Todo el universo está regido por dos fuerzas en constante atracción. El taoísmo habla del Ying y el Yang. El hinduismo de Shiva y Shakti. La física habla de que hay un polo positivo y uno negativo. En la naturaleza siempre hay una fuerza que emite y una que recibe. El Tantra habla de una energía femenina y una masculina. Todos los seres humanos, hombres y mujeres estamos formados por energía femenina y masculina. 

Los hombres desean mujeres que NO sean como ellos, sino su opuesto. Ellos quieren encontrar su opuesto a nivel de polaridad porque es lo que les hace sentirse atraídos y al fin y al cabo complementados en sus relaciones sentimentales.

Puedes ser lo independiente y lo asertiva que quieras estando sola, pero cuando estás persiguiendo o insistiendo en liderar, controlar a tu hombre, o sus deciciones, diciendole lo que tendría que hacer o ser, estás operando desde una energía masculina.

Eso es lo que hace que tu hombre no se sienta conectado contigo, no sienta la polaridad y la atracción hacía tí como mujer. Es algo instintivo y primario, que ocurre a nivel subconsciente que ni siquiera ellos no comprenden muy bien a nivel consciente. Es también la razón por la que no te pueden explicar – por qué no tienen ganas de llamarte a ti, pero a otra mujer con la que polariza, sí.

Muchas mujeres se están exasperando con hombres que desaparecen, preguntándose por la razón de esa desaparición, sin explicaciones que parece no tener ningún sentido.

Vengo yo a decirte que en realidad, ni siquiera ellos comprenden muy bien el porque de su falta de atracción hacía algunas mujeres, que en teoría podrían parecer bastante interesantes, mientras tanto en realidad no la son. Y es esto lo que sienten: falta de atracción. Por esto estoy yo aquí para aclarártelo y explicarte los porque’s de esta situación.

En general un hombre masculino NO se sentirá atraído por la energía masculina de una mujer, es algo instintivo. Simplemente no lo siente y pierde el interés. No todos los hombres son así, algunos son más masculinos otros menos y es como se crea la complementariedad en tus relaciones – los opuestos se atraen. Hay hombres femeninos que estarán encantados con una mujer que lidera, que toma decisiones y que al final les ayuda a encontrar un trabajo o a pagar sus hipotecas.

Los demás, los masculinos, exitosos, lideres – no es que rechacen a mujeres fuertes porque se sienten intimidados por ellas o su éxito, tal como te habrán lavado el cerebro las corrientes feministas por mucho tiempo. Nunca haya visto un hombre masculino equilibrado (un hombre héroe como les llamo yo) al lado de una mujer fuerte, dominante y masculina que intenta decirle qué hacer, cómo hacerlo y que desborda exigencia, críticas o desconsideración respecto a él (arqutipo de la madre critica).

Todo al contrario, a ese tipo de hombre los verás gravitando alrededor de mujeres femeninas, dulces, adaptables, alegres y agradecidas por estar llevadas, acompañadas y cuidades, felices de tener a un hombre que haga planes, encantadas de que les lleven la maleta, les abren la puerta, les inviten al restaurante o fines de semanas romanticos con fresas y champagne – en pocas palabras mujeres que están actuando desde su lado femenino (el arquetipo de la amante, no de la madre critica). Y todo esto no es nada más que lo más natural. Los opuestos se atraen.

Las Caracteristicas de la Energía Femenina no tienen Nada que ver con la Apariencia Fisica de una Mujer

La energía no se puede ver y es invisible al sentido de la vista. Muchos, si tuvieran que hacer un listado de características de la energía femenina harían un compuesto de lo que se puede ver, de lo que es relativo a la apariencia.

Y no te engañes diciendo que eres una mujer femenina simplemente porque te gusta peinarte, maquillarte, ponerte vestidos de colores o cuidar tu apariencia para ser bonita y sexy. Si tu energía es predominante masculina, un vestido y unos tacones (vestidos espectaculares o rellenos de siliconas) no te harán cambiar a ser femenina. La energía desde la que operas es “masculina”.

Una vez más – se trata de tu energía y los hombres no pueden ser engañados, ya que es algo que se percibe a nivel inconsciente. Pueden sentirlo en tu manera de insistir, perseguir; en la actitud agresiva, combativa. Lo sienten en cada palabra que estás pronunciando (o escribiendo) y el cansancio, la ansiedad que se encuentra detrás.

Hagas lo que hagas, estás percibida como un hombre, no importa como aparientes físicamente.

Muchos hombres no lo van a decir frontalmente, porque políticamente es incorrecto afirmar que prefieren mujeres dóciles, pero créeme, es como percibe y ve las cosas un hombre normal y corriente. Este tipo de mujer es el “yin” a su “yang”. Es lo que inspira y desencadena su deseo de protección y romanticismo, que es tan instintivo.

Quieren estar liderando, sentirse en control así que necesitan una mujer que se siente cómoda en un papel acompañante. Quieren mujeres que les apoyan, no mujeres que cuestionan continuamente sus decisiones, que les reta, que les critica, les intenta reparar, arreglar o compiten con ellos los 24h sobre 24h. No obstante, aprecian un pisco de energía masculina de vez en cuando, mientras tanto esa energía no es la característica dominante. Y esto es comprehensible. ¿Por qué quisiera un hombre estar a su lado, con su propia versión, pero sin pelo?

La polaridad (contraría) atrae

Los contrarios tienen que encontrarse para que relación empiece y para que sea duradera en el tiempo. Sino, hay un desequilibrio y no habrá suficientemente pegamiento y magnetismo para mantener la relación y a los dos participantes, juntos.  Y para que la dinámica funcione, o el va a tener que cotar su lado masculino, o lo tendrá que cortar ella. Si el deja de ser masculino, se vuelve en una parte poco interesada en la relación, y es lo que pasa en las relaciones de conveniencia en la que la pareja se vuelve en compañeros de piso. Más él se vuelve desinteresado, más ella va a continuar persiguiendo, convenciendo, remando con frustración.

Pero en general los hombres no juegan a ese juego…Los hombres van a encontrar otra mujer más femenina que pueda complementar su energía masculina. Si los hombres desaparecen con frecuencia en tu vida, checkea tu energía. ¿Estás haciendo demasiado en la relación?

 Y no. No existe ninguna polaridad en el 50/50. Esto es tener una relación de amistad. Esto quiere decir “ausencia de pasión” de romance, de baile de emparejamiento, de atracción sexual. ¿Quieres tener este tipo de relación?

Muchas mujeres quieren hombres muy masculinos que quieren también controlar o que no serán tan masculinos, cuando a ellas no les conviene. Eso, mis queridas, es imposible de lograr. Un hombre no va a cambiar de energía para estar en un lado, y luego en el otro. Es muy probable la razón por la que esas mujeres están solteras, sin opciones, o viven en un mundo de fantasía donde los hombres pueden ser masculinos, fuertes, dominantes, y sensibles, emocionales a la vez. Cómo bien dice Walter Riso, ese hombre, si existe, sería más bien un ejemplo de trastorno de personalidad múltiple.

Algunos hombres que son suficientemente valientes para ser honestos respecto a esto, van a decir la verdad: que están atraídos por mujeres poco dominantes (sumisas)…y que es la energía que les parece les corresponde. No les podrás inculpar por sentir esto. Los hombres y las mujeres no pueden fingir lo que les hace sentirse atraídos. No hay ninguna necesidad de estar en la defensiva respecto a esto, o sentirte ofendida. No está en tu poder cambiar sus preferencias. De la misma manera en la que las mujeres se sienten atraídas por características masculinas, ellos también, los hombres se sienten atraídos por rasgos de la feminidad. ¿Dónde está el problema?

Desgraciadamente no puedes tener dos energías masculinas juntas. Normalmente entre dos masculinos habrá que decidir quien es el más dominante y eso generará una colisión. Si uno quiere tomar el control, el otro tendría que estar de acuerdo y ser el seguidor del primero. Ser sumiso para decir así…aunque esa palabra es en esta época una palabra muy “sucia” y poco deseable. A las mujeres, especialmente las alfa, nos gusta la idea de ser sumisas. Funciona según el ámbito y hay siempre grados y matices.

En todo caso, no se trata de no tener tus ideas y tus opiniones, y no expresarlas – pero para ser explicita, si quieres un hombre en su energía masculina, necesitas ser su polo opuesto o, en el caso contrario, estar contenta con un hombre más femenino. Finalmente es cuestión de elección.

En realidad, las mujeres dóciles y humildes están posiblemente más felices en relación con hombres masculinos que pueden protegerlas, cuidarlas, porque se quieren sentir primordialmente como a una mujer y no como a un hombre sin pelo y con tetas.  Así que en vez de sospechar que ser femenina o dócil equivale a ser “controlada” o “abusada” por su hombre, perdiendo su poder en la relación, te darás cuenta de que este tipo de mujeres inspiran devoción y aprecio en sus hombres.

Se trata más bien de dejarle a tu hombre ser “hombre” e inspirarle a hacer su papel masculino, estando tú en tu papel femenino como mujer. Es esto el real poder y la fuerza de la energía femenina sin intentar ser como un hombre o coger su lugar en la relación. Y es así como seduces a un hombre, simplemente mediante el poder intrínseco de tu energía femenina.

Puedes ser masculina cuando estás por tu cuenta, sola, con tus amigas o en tu trabajo, pero los hombres seguramente esperan que su mujer sea toda una mujer cuando están en casa o en su tiempo libre con ella. Creo firmemente que es tu idea preconcebida que una mujer es “menos” cuando está en contacto con su lado femenino, y permite a un hombre satisfacer su necesidad de estar con una mujer que “se siente como una mujer”. Yo no la veo para nada de esta forma. Porque el hombre y la mujer se complementan uno al otro. De hecho es esto el poder de la energía femenina y el te va a amar aún más por comprenderlo. Cuando tenemos que atender todos nuestros derechos de igualdad en el mundo del trabajo, es sabio volver a nuestra energía femenina cuando estamos con nuestros hombres para que el pueda ser el hombre que el quiere ser para ti.

Puede ser que no es lo que tu o muchas mujeres quieren, pero los hombres quieren lo que quieren y están en su derecho tener sus deseos, tal como lo estás tú. Tener un equipo, una pareja, se trata exactamente de esto: tener una mezcla equilibrada de yin y yang. No puedes esperar que tu hombre se vuelva femenino cuando tu quieras o cuando te sirve, o te vaya bien – y luego se haga otra vez masculino.

Así que mi alumna Julia, querida, si quieres un hombre masculino y solo estás atraída por hombres masculinos entonces necesitas darles lo que ellos quieren: una mujer que está en su energía femenina y no colisiona con su energía masculina, ni compite con el siendo controladora, confrontativa, que pasa el tiempo en poner en cuestión sus decisiones o intentar predicar la forma de vivir o hacer de su hombre. Si no puedes ajustarte a eso, y al mismo tiempo rechazas un tipo de hombre más femenino como novio, que te encajará energéticamente, es probablemente la razón por la que, como bien lo has dicho tu misma, estás todavía soltera.

Facebook Comments:

Leave A Reply (No comments so far)

No comments yet